miércoles, 27 de octubre de 2010

El Molina Basket suma su tercera victoria

Plácido triunfo de Molina Basket sobre Santa Teresa (93-62)

Molina Basket sigue su camino inmaculado por la 1ª División masculina al derrotar en la tarde de este pasado sábado al CD Santa Teresa de Alicante por un clarividente 93-62. Los alicantinos apenas fueron capaces de oponer resistencia, excepto en el primer cuarto donde resistieron a base de triples durante 7 u 8 minutos, aunque estos diez primeros minutos finalizaron ya con un 29-17 que lanzaba a los molinenses.
Los de Alfonso Contreras, conscientes de su inferioridad física, sobre todo en el poste bajo, buscaban abrir al máximo su ataque, jugando incluso con 4 exteriores para atacar desde fuera, viéndose imágenes curiosas, como a Pedro Manzano o Jesús Sanmartín saliendo a defender bastante más allá de 6.25. Hay que decir que el partido fue muy limpio, e incluso en una jugada donde los árbitros pararon el encuentro para que atendieran a un jugador y dieron equivocadamente el balón a Santa Teresa, estos devolvieron deportivamente la posesión al equipo de Molina, un gesto aplaudido por la grada.
En el juego, destacó una vez más la conexión Ureña-Garrido en los azules, asistiéndose en varias ocasiones entre ellos. Gracias a la comodidad del resultado (50-30 al descanso), Aguilar pudo conceder minutos a todos sus jugadores, de una manera más o menos equitativa. Damián estuvo acertado desde el triple y los exteriores cumplieron bien con su papel, con un Jose David Costa que tuvo más descanso del habitual, algo que sin duda le vendrá bien al bravo jugador murciano. El junior Pablo Sánchez no se quiso marchar sin anotar, y en el último minuto, con un gran semigancho subió dos puntos a su anotación particular. Hay que lamentar la lesión en uno de sus tobillos del base David Luna, de la que aún no sabemos el alcance. Esperamos que pronto pueda estar de nuevo bajo la disciplina del equipo.
Por último, para alegrar los ánimos del público, tras un partido, la verdad, poco emocionante, Adrián Méndez deleitó al personal con un excelente mate, tras robar el balón en medio campo. El alero molinense se gustó y se quedó colgando del aro durante un instante, ante el aplauso de la grada y sus compañeros, que saltaron del banquillo brazos en alto.
En la próxima jornada, duelo regional para el Molina Basket, que visita el pabellón Luis Manzanares de Torre Pacheco, para medirse a un equipo local que este fin de semana encajaba su primera derrota (70-55) en Guardamar, después de un ilusionante inicio con dos triunfos en dos partidos. Molina seguirá peleando por mantener el liderato antes de recibir dentro de 15 días al CB Murcia de Domingo Hernández.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada